8ª de feria.- Miguel Polope cortó dos orejas tras una majestuosa faena, maciza de principio a fin. Se fue de vacío un dispuestísimo Miguelito que no encontró la conexión deseada. Se lidió una novillada de Talavante con dos buenos ejemplares, uno de ellos premiado con la vuelta al ruedo.

carlos bueno agencia prensa2

Carlos Bueno

La novillada de la anécdota. Así puede que sea recordada la octava del abono de Algemesí 2019. Porque en anécdota se quedó lo que pudo acabar en tragedia. Fue devuelto el tercero por una supuesta deficiencia visual, y mientras el animal y los cabestros atravesaban la manga que une la plaza con los chiqueros, una puerta que da acceso a la calle se abrió y por ahí salieron todos, mansos y novillo, campando a sus anchas por la población hasta que el astado fue abatido por la policía local. Por fortuna sólo hubo dos heridos por traumatismos. El festejo quedó parado durante más de media hora y se reprendió cuando la normalidad volvió a las calles.

En lo estrictamente artístico, Popole se llevó los titulares después de protagonizar una faena de muchos quilates a un excelente novillo que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre, al que había recibido de forma original con faroles de pie. Muleta en mano Polope exigió a su antagonista en series de cosido temple y ligazón sedosa, todo con su personal verticalidad no forzada. El de Torrent le dio importancia a cuanto hacía y su quehacer tuvo excelencia. Nadie quitó ojo de cuanto realizaba sobre la arena porque tenía entidad y estaba revestido de excelencia. Mató por arriba y a sus manos fueron a parar dos merecidas orejas.

El último de la tarde apenas le dejó expresarse en la tanda inicial. A partir de ahí el astado se sintió podido y puso rumbo a tablas.

A Miguelito no se le puede exigir más predisposición. Recibió con tres largas cambiadas al que abría festejo y a portagayola al segundo de su lote y al sobrero posterior. Tuvo movilidad su primer oponente pero sin clase, y además pronto perdió recorrido. Le pegó una voltereta al valenciano y éste se levantó sin mirarse para proseguir de nuevo de rodillas. Con el estoque no estuvo afortunado.

Fue mejor el tercero bis, al que quizá le faltó un ápice de profundidad para que tuviese mayor calado la faena de Miguelito, que logró firmar varias series de interés pero sin la conexión perseguida.

 

Ficha del festejo:

28 de septiembre de 2019, 8ª de la “Semana de Toros” de Algemesí (Valencia). Casi lleno. Cuatro novillos de Talavante, el 3º lidiado como sobrero. Deslucido el 1º, premiado con la vuelta al ruedo el 2º, bueno el 3º bis y manso el 4º.

Miguelito: saludos y silencio.

Miguel Polope: dos orejas y silencio.